viernes, octubre 13, 2006

terapia

Siempre he pensado que Dios en su misericordia nos dio las lagrimas como una valvula para drenar nuestras tristezas y frustaciones, yo la uso cuando puedo, eso me ayuda a soportar la vida.
Esta mañana tuve que presenciar algo que me molesto ¡tanto! que ocasiono este llanto de impotencia y ¡rabia!.
Fui a llevar a mi hijo a la universidad y en una de las esquinas estaban, como es usual en estas ¡pedazo de ciudad!, un grupo de policias parando a los motorizados; esto ya lo he observado hace dias, paran solo a los motorizados, entre ellos estaba una muchacha llorando, ¡me provoco pararme y preguntarle que le sucedia! ¿te faltaron el respeto? ¿te amenazaron? pero mi hijo no estuvo de acuerdo y pense que era peligroso que la pagaran con el, ya sabemos que a los hombres jovenes es a los que mas friegan. Ahora me arrepiento de no haberme parado y haber formado un peo bien grande, no haber preguntado que es lo que hacen con nuestros motorizados. ¡Si, senti miedo! y eso me tiene ¡¡¡Furica!!! conmigo misma.
Los que estaban alli eran jovenes todos, con motos pequeñas, ¡por supuesto, si fueran de alta cilindrada no los pararian por correr el riesgo de parar al hijo o al mismo hdp del regimen!.
Ya se, es posible que entre los chamos estuvieran algunos sin cascos, pero lo que me indigna es ese monton de uniformados ¡de negro! jodiendo en las esquinas de la ciudad a todo al que ellos les parezca.
Supuestamente nos estan "cuidando" y yo me pregunto ¿ha bajado el indice de secuestros? ¿o los muertos por sicariato? ¿o los robos, asaltos, etc? ¿sirve de algo estar asustando y aterrorizando a la ciudadania con la policia en todas las esquinas? ¡la ciudad parece sitiada!
Esto me tiene berreando desde que llegue a la casa pero no importa ¡cada lagrima derramada por los venezolanos valdra la pena cuando logremos que en este pais haya justicia!
Mi hermana dice que yo soy fuerte, ¡si supiera cuantas lagrimas a solas tengo que soltar para mostrar esa fortaleza! ¡que ironia!
¡Hasta cuando, carajo! Ya sabemos que los abusos no son nuevos, que siempre los ha habido y por eso me pregunto ¿hasta cuando?

2 comentarios:

Ade dijo...

Y no volviste a pasar por ahi a ver que habia pasado con la muchacha? , la verdad es que uno no sabe como actuar. Tampoco se puede ser solidario automaticamente sin saber que es lo que está pasando. Pero si ,han recomendado pararse a acompañar a los jovenes en vista de que muchas veces los secuestradores son los mismos que dicen cuidarnos. Y si te costó lágrimas lo lamento, es por tu generosidad que se vio alterada....
Un beso Adelita

Lassyud dijo...

Y LO QUE LAMENTABLEMENTE NOS FALTARÁ POR VIVIR!!! Imagínate cómo están las familias de los secuestrados... les dará indignación ver a estos "señores" simulando que cuidan... qué curioso que nunca frustran un secuestro ni un asesinato!!!