jueves, octubre 05, 2006

En homenaje a un amor muy especial



Esta belleza se llamaba Lupi "Luttecia" Staudy y entro a nuestras vidas en el año 91 en la Urbanizacion Los Olivos en Puerto Ordaz.
Era ¡tan inteligente! que estoy convencida que nos escogio, despues de habernos observado y estudiado conciensudamente.
Era una callejerita ¡pero educadisima!. Sabia andar en el carro, pero en el asiento del pasajero ¡nunca atras!, sabia subirse en un ascensor con la mayor naturalidad, aunque nosotros, viviamos en casa.
Llego en un dia de lluvia y nunca mas se fuè, nos adoptamos mutuamente, yo le salvè la vida porque la pobre era una piltrafa, flaca, con el pelo lleno de nudos, con pulgas y el lomo era un empedrado de garrapatas y ella me lo retribuyo amandome.
Lo mas bello que tenia mi Lupita eran los ojos, su forma de mirar ¡era genial! me decia te amo, pero tambien algunas veces cuando no le gustaba la comida, me decia ¿que has osado darme, ¡mujer!?
Era pendenciera, como buena callejera, y cuando veia a otro perro no pensaba en tamaños ni en nada, ¡se iba a pelear con el otro! es posible que en una de esas se haya perdido de sus anteriores dueños.
No era perra que aceptara mariqueras asi, ¡que nada de ganchitos, ni ropa ni nada que no fuera ¡perro puro!! ¡claro, tampoco lo necesitaba porque tenia una "cabellera hermosa"! y una ¡gran personalidad!
Pienso que Lupi tuvo unos buenos amos anteriores pues era consentida y muy bien disciplinada y que, tal vez, se perdio en una mudanza porque se ponia muy nerviosa y triste cuando veia movimiento de cajas.
Es el unico perro "de familia" que conozco que no le tenga miedo a la polvora ¡le encantaba! y era todo un espectaculo verla ¡ ladrandole y corriendo alrededor de "los volcanes" y cuanta polvora hubiese a raz de suelo!, fue parte de nuestras navidades durante muchos años. Desde que murio no volvimos a quemar polvora en las fiestas navideñas...no vale la pena.
Siempre sera un misterio de donde saliò, a quien perteneciò, que gente la llorò cuando desapareciò de sus vidas, esa gente nunca se podrà imaginar que, con su inteligencia escogiò una familia que la amo y que vino a parar a San Cristòbal, que fuè feliz y que conocio los Andes y los llanos con la gente a la que adopto. Que viajo comodamente en el asiento trasero de una camioneta renault 18 durmiendo a ratos con mis dos hijos desde Puerto Ordaz a San Cristobal, tomando agua y guarapo de caña de un vaso y haciendo que mi hermana (que no estaba muy convencida que fuera buena idea viajar con un perro, aunque no lo dijo, pero se le notò) la admirara por su buen comportamiento.
Donde quiera que estes, mi linda y amada perrita, recibe un besote y un ¡gran! arrumaco. ¡Nunca te olvidaremos!

4 comentarios:

Ade dijo...

Creo que hay algo mas que Lumpia dentro de ti...de donde sacas que yo no queria viajar con Lupi, lo que si yo dije era lo del gatico, se hubiera escapado en la primera parada, pero Lupi????
Siempre será recordada como la perrita consentida despues de Mambo....

Victor dijo...

Epale Periquita, que bueno tu blog. Definitivamente en este mundo cada LOCO con su tema. Adela, escribe sobre lo cotidiano, tu sobre lo natural y yo con lo vivido relacionado con la música. Esto es divertido. En tu profile vi que te gusta leer El Loco, me imagino que de Gibran jalil Gibran. Hoy puse algo en mi blog sobre Gibran, disfrutalo. Lamentablemente, me meti el el blog beta y no puedes dejar comentarios, pero preguntale a Adela mi email y escrbeme. Saludos

Lassyud dijo...

Ay Periquita! qué belleza de comentario... Me hiciste emocionar, yo también tuve una perrita. Se llamaba Pelusa. Se me perdió. Nunca más quice volver a tener mascotas porque sufrí mucho cuando se perdió... Las mascotas son hermosas, se llegan amar de una manera inexplicable, pero cómo sufrimos cuando ya no están con nosotros

mariadnne dijo...

Sabes Maru..si bien hemos tenido muchs mascotas ,siempre dejan un recuerdo imborrable cada una de ellas..son unicas en su entrega de afectos..

Las nuestras tambien han venido muchs veces de la calle..y las hemos rcogido con la idea de que tengan un mejor pasar,pero hay gente a los que no les gusta esto de que uno tenga animalitos y les hace daño.me han envenenado varios y otros simplemnte me los han atropellado..
Si pensara en no querer sufrir no deberia haber adoptado a ninguno mas..pero mis hijos son debiles tambien, aun la mas pequeña y traen a casa alguno que ven en la calle para cuidarlo..pero hemos llegado a un consenso con los tres..nada mas de animales hasta no irnos a un lugar donde haya terreno para que elos puedan correr si tener que ir a la calle a hacer ejercicios..asi es que nos quedamos con tres perritos y dos gatos ..pensaras que son muchos..pero al verlos tan esmirriados en la calle da pena no ayudarlos..

Bueno asi es este mundo de frio con los que mas nos aman de forma tan incondicional y fiel hasta la muerte..