miércoles, agosto 22, 2007

Ayuda

Este post lo leí en el blog de nuestros animales BohemiaMar y porque me solidarizo totalmente con la lucha contra el maltrato a los animales, le pedí autorización para copiarlo y así colaborar con esta campaña
Para mi las corridas de toros son lo mas degradante que existe para el ser humano que paga para ver la tortura y muerte de un ser vivo, la pelea mas injusta que existe, porque ¿cuando gana el toro?
Advierto: aunque ella recomienda que se lea completo, recomiendo a los seres sensibles, saltarse ese mal rato ¡es muy triste! Tampoco me sentí capaz de publicar las fotos.
Lo importante es solidarizarnos y firmar en contra del maltrato a los animales y la abolición de las corridas de toros y, si es posible, publicar algo para asi poder recoger todas las firmas posibles.
Buscando mas información sobre este tema, encontré montones de organizaciones para este fin, no solo para la abolición de semejante salvajada sino en la defensa de otras muchas especies. Continuare con esta campaña...¡también!
Al final del post encontraran la opcion para firmar apoyando esta iniciativa. Y ¡por favor! no me vengan con el cuento que es algo cultural.
---------------------------------------------------------------------------------------------
Por favor lee este post íntegro, solo te llevará unos minutos, minutos necesarios para hacer fuerza a favor de la abolición de las corridas de toros.

Todavía hay quien piensa que el enfrentamiento entre un torero y un toro en una plaza de toros durante una corrida es del todo leal y equiparada. Que el torero está en todo momento arriesgando su vida frente a un animal que tiene 50 veces más fuerza que él...
No nos engañemos, la condición natural del toro, como animal herbívoro es la de huir, no atacar. Ataca cuando se le enfurece, o como reacción a una serie de torturas. Para que nos hagamos una idea, vamos a detallar qué clase de torturas se le propinan a un toro bravo, a fin de enfurecerlo a la vez que debilitarlo.Desde que los toros son secuestrados del rebaño, empieza el calvario de unos animales capaces de experimentar angustia y desamparo infinitos. Presos en un asfixiante cajón, con la cabeza ladeada, se les transporta lejos, muy lejos de sus pastos y encinares, donde suelen perder entre 40 y 50 kilos a causa del estrés al ser confinados en la cárcel del chiquero.

Antes de su linchamiento, padecerán continuos tormentos al objeto de debilitar sus fuerzas:24 Horas antes de entrar en la arena, el toro ha sido sometido a un encierro a oscuras para que, al soltarlo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando las barreras, lo que produce la imagen en el público de que el toro es feroz, pero la condición natural del toro es huir, no atacar. También se le han recortado en vivo los cuernos (afeitado) para proteger al torero. Le colgaron sacos de arena en el cuello durante horas. Le golpearon con sacos de arena en los testículos y los riñones, le indujeron diarrea y le abrasaron los intestinos al poner sulfatos y laxantes en el agua que bebió y en la comida, todo esto es con el fin de que llegue débil al ruedo y en completo desorden. Se le ha untado grasa y vaselina en los ojos para dificultar su visión y en las patas se le puso una sustancia que le produce ardor y le impide mantenerse quieto, así el torero no desluce su actuación. En algunos casos, incluso se les han rasgado los músculos del cuello para evitar movimientos bruscos con la cabeza, a fin de reducir el riesgo de posibles cornadas.
Y no sólo con esto, se le han inyectado fármacos hipnóticos, e introducido bolas de algodón en lo profundo de sus fosas nasales para dificultar la respiración. Sólo por esto, ya debería ser ilegal, al atentar contra la salud de un animal.Y no sólo el toro es maltratado: respecto los caballos de los picadores, se eligen a caballos que ya no tienen valor comercial, así que el animal muere en 3 o 4 corridas a lo mucho. Es muy habitual que el animal sufra quebraduras múltiples de costillas o destripamientos. Se les droga y se les llena las orejas con papel de periódico mojado para que salgan a la plaza, ya que el terror les haría salir corriendo.
Desde 1925 se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad se trata de que el publico no vea las heridas al caballo que con frecuencia presentan exposición de vísceras (alguna vez le han llegado a introducir de nuevo los intestinos y a coserles la tripa para que aguanten otra corrida). Además, para que no relinchen de espanto y de dolor (y no molesten al respetable público), han amputado sus cuerdas vocales, y si atenazados por el pánico se niegan a volver al redondel, les quemarán los testículos con descargas eléctricas o periódicos encendidos, e incluso les quitarán los ojos.

TAUROMAQUIA: LA TORTURA A OJOS VISTA
Al instante en el que el toro es "llamado" a la plaza, el toro se encuentra frente una puerta que da directamente a ella. Desde allí se le clava la "divisa" para que salga disparado por el dolor.
Una vez allí, los toreros le harán el "test", para ver el grado de debilidad en el que se encuentra, después de estar sometidos a tales torturas previas.
Si el torero percibe que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador montado a caballo hacer su trabajo consistente en desangrar al toro para debilitarlo, clavándole en el lomo una lanza de 40 cms. que le destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semiespinoso, serrados y transversos de cuello). Lesiona, además, vasos sanguíneos y nervios.

Esto es para que el torero pueda brindar la expresión artística que se supone debe tener este espectáculo. A partir de entonces, un solo puyazo podría destrozar al toro, por eso se hace en tres tiempos “para mayor goce de la afición.”
1 - Las banderillas aseguran que la hemorragia siga; se intenta colocarlas justo en el mismo sitio ya dañado por el picador. El gancho de metal de las banderillas se mueve dentro de la herida con cada movimiento del toro y con el roce de la muleta, lo que causa a la res un terrible martirio. El peso de las banderillas, además, le rebana carne y tejidosAlgunas banderillas tienen un arpón de 8 cms, y se les llama “de castigo”, a las cuales es sometido el toro cuando ha logrado evadir la lanza del picador. Las banderillas prolongan el desgarre y ahondamiento de las heridas internas. No hay límite al número de banderillazos: tantos como sean necesarios para desgarrar los tejidos y piel del toro.La pérdida de sangre y las heridas en la espina dorsal impiden que el toro levante la cabeza de manera normal, y es cuando el torero puede acercarse. Con el toro ya cerca del agotamiento, el torero no se preocupa ya del peligro y se puede dar el lujo de retirarse del toro después de un pase especialmente "artístico", echando fuera el pecho y pavoneándose al recibir los aplausos del público.

2- Cuando el toro alcanza este estado lastimero, el matador entra en el ruedo en una celebración de bravura y machismo, a enfrentarse a un toro exhausto, moribundo y confundido.
Éste atraviesa el toro con una espada de 80 cms de longitud, que puede destrozarle el hígado, los pulmones y la pleura, según el lugar por donde penetre en el cuerpo del animal; de hecho, cuando destroza la gran arteria, el toro agoniza con enormes vómitos de sangre.
El toro, en un intento desesperado por sobrevivir, se resiste a caer, y suele encaminarse penosamente hacia la puerta por la que lo hicieron entrar, buscando una salida a tanto maltrato y dolor, una salida que le devuelva al campo. El animal muge lastimosamente, pero entonces lo apuñalan en la nuca con el descabello, otra larga espada que termina en una cuchilla de 10 cms. A pesar de estos terribles tormentos, el animal no suele morir de inmediato por su gran fuerza, pero finalmente cae al suelo, porque la espada ha ido destrozando sus órganos internos.

3- Lo 'rematan' con la puntilla (puñal) de 10 cms. con lo que intentan seccionarle la médula espinal, a la altura de las vértebras 'atlas' y 'axis'. El toro queda así paralizado, sin poder siquiera realizar movimientos con los músculos respiratorios, por lo que muere por asfixia, muchas veces ahogado en su propia sangre, que le sale a borbotones por la boca y la nariz.
Después de que le destrocen las vértebras, el toro pierde el control sobre su cuerpo desde el cuello hacia abajo; sin embargo, hacia arriba se mantiene intacto, por lo que está consciente de cuando se le cortan el rabo, las orejas y los testículos, así como de cuando es arrastrado fuera del ruedo. Estos serán, pues, sus últimos segundos de vida. Sus últimos y tan deseados segundos que pondrán fin a tanto sufrimiento y dolor.

Después de su asesinato, el animal pasa directamente a una sala de desoye, dónde es descuartizado a fin de, al día siguiente, vender sus carnes a precio de oro, argumentando que proceden de la res que toreó algún asesino famoso.

TAUROMAQUIA: LA POLÍTICA
El estado Español subvenciona con grandes cantidades de dinero público las corridas de toros. Cada año se gastan millones de euros en mantener plazas de toros, ayudar a las ganaderías de lidia, cubrir déficits por falta de público, y crear infames escuelas de Tauromaquia donde niños de diez años se ejercitan en acribillar terneritas recién destetadas.
Hay toreros que han llegado a cobrar 45 millones de ptas. por corrida, el día de más festejo. Por temporada, las "figuras" más famosas llegan a cobrar 7 millones de euros!! (más de 1000 millones de pesetas!)
La tauromafia, pues, se sostiene gracias a las subvenciones multimillonarias que, fraudulentamente, se desvían del dinero público: En 2001, por ejemplo, fue aprobada una subvención de 15 millones de euros (2.500 millones de ptas.) a los empresarios taurinos. Televisión española pagó por retransmitir 30 corridas unos 6 millones de euros (1.000 millones de ptas.). En la mayoría de plazas Españolas se sufren déficits que se cubren con los IMPUESTOS DE TODOS.

Más del 80% de los españoles quieren que se prohíban las corridas de toros.
(antitauromaquia.es)
¿VAS A SEGUIR PERMITIÉNDOLO?
Si eres antitaurino, de cualquier parte del mundo, y quieres colaborar en favor de la abolición de las corridas de toros, firma en el siguiente enlace para que algún dia (ojalá que no muy lejano), a esos nobles e indefensos animales no los sigan asesinando. Recuerda que los animales no tienen voz, dependen de nosotros para vivir dignamente.
POR EL DERECHO A LA VIDA Y A LA LIBERTAD

5 comentarios:

margarita dijo...

Es algo terrible lo de las corridas de toros!! Y sumo las riñas de gallos y de perros, que tambien siguen existiendo...
Parece que todavía estuvieramos en la edad media...
Besos
M

adelita dijo...

Y que me dices de nuestro orgullo por el deporte nacional Los Toros Coleados??
El ser humano es malo por naturaleza, el ser humano corta el árbol que le da sombra, ensucia las aguas que le quita la sed,contamina el aire que respira y en muchos casos desprecia la madre que le dio la la vida...
Un beso
Ade

La LLama Violeta dijo...

hay a mi no me gustan as corridas...de eras q sera q soy muy ignorante o gafa...pero no le veo la nota a eso!.... eso es como la pelea de gallos...bicho!

Visnja Roje dijo...

Realmente Periquita,es algo atroz lo que acabo de leer, no me cabe en la cabeza que seres humanos hagan esto ,deben estar dementes porque como , a mi no se me ocurre pensar que seres racionales, sigan instruccione de esa magnitud, eso es inhumano, es que me faltan palabras para calificar este acto criminal.

Nos vemos pariquita

visnja

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

En buena parte de Latinoamérica, las corridas de toros están prohibidas...y en donde existen aún, la tradición parece seguir imponiéndose (aunque espero no por mucho).

Haciendo el paralelo cinematográfico, lo que le hacen a los toros me recuerda lo que hizo el Emperador con Máximus en Gladiador antes de su batalla final. Crueldad absoluta.

Saludos cordiales.