miércoles, septiembre 13, 2006

memoria

Como he dicho siempre, ¡tengo una memoria de elefante! para bendicion de algunos y disgusto de otros yo me acuerdo de cosas que ya los demas no tienen ni idea.
Le achaco esa memoria a un ejercicio que hice durante mucho tiempo "¡alla en mis años mozos!", en estos dias una buena amiga me pidio que lo "echara al mundo" y por complacerla lo dire, es facil y despues de un tiempo el cerebro se programa y lo hace el solito, aunque uno no este pensando en eso.
El asunto es al acostarse, uno comienza a rememorar todo lo que hizo durante el dia, guardando el orden; al principio se hace de una manera no muy pormenorizada, pero poco a poco se debe ir profundizando en los detalles, por ejemplo: me tome un cafe negrito en la taza azul que me regalo fulanita, no lave la taza porque el telefono comenzo a repicar y...creo que repico 4 o 5 veces, asi es el sistema de memorizar.
Hoy en dia en la noche, involuntariamente, rebobino lo que sucedio durante el dia, ¡claro! ya no trato de profundizar sino en lo que me interesa o extraña.
¡De que da resultado da!

1 comentario:

Lassyud dijo...

Buenísimo!!!!. Gracias por el dato. Tengo una memoria increible, pero voy aponer en práctica este ejercicio. Nunca está demás.