domingo, diciembre 10, 2006

Sabado, ayer fue dia de muuucho trabajo, dia de hechura de hallacas.
Desde las 8.30 am comenzamos con los preparativos, este año recibi la gran ayuda de Daniel, mi hijo en la amasada de la masa, ¡por supuesto con las manotas moviendose como haspas, la masa quedo super buena!
Despues, como todos los años recibi la tronco de colaboracion de mi tesoro, mi hija Carola, ella amarra las hallacas desde hace años y ya es una experta.
Tengo que confesar que no fue un dia muy feliz, a pesar de estar muy agradecida a Dios porque soy muy afortunada de tener con que realizar nuestra tradicion tal cual como es, en familia y que alcancen para todo el mes; salieron 120 o sea ¡bastantes!, aunque para mi hijo comiendose tres en cada sentada, nada es suficiente. No me senti feliz porque tenia la ilusion de....¡bueno ya para que se habla mas del asunto!
Alli estoy en plena faena y como veran ¡azulita, azulita!, se tomaron mas fotos pero la verdad es que el rictus era muy marcado, asi que dejemos esa.
En todo caso ¡les gane! yo ya estoy lista para empezar a engordar.

3 comentarios:

Ade dijo...

Que bueno que ya las hiciste. Dan trabajo pero despues es solo calentar y comer, una maravilla.
Este diciembre me pondre gorda porque me prohibieron caminar, por lo menos hasta fin de diciembre, que vaina.
Ya tengo los garbanzos en remojo, es posible que el jueves ya comencemos con eso.
Buen Provecho

Dudu dijo...

Yuju...pasenme una sin garbanzos ....jajajajajaja...ya tu sabes si me la como sin garbanzos....mañana voy hacer las hallacas pues posteare mis fotos para no quedarme atras....

PUBLIO dijo...

Coño me van a volver loco.. .3 hallacas en una sentada!! que envidia!!