lunes, diciembre 04, 2006

Gracias Manuel Rosales

Bueno, segun parece no aprendimos ¡se legitimo al satrapa!, esperaremos su represalia para todos los que nos ATREVIMOS a retarlo.
El "tipo" dijo anoche que era un hecho consumado; en otras condiciones serian unas palabras cualquiera, pero en estas...suenan tristes, suenan como la lapida que le pondran a lo poco de democracia que teniamos.
No puedo negarlo me siento indignada, me siento llena de dudas, no se que es lo que hay.
Supuestamente "el tipo" gano, los politicos lo dicen, Manuel lo dijo...¡pero yo, al igual que muchisimos venezolanos, ¡no lo creo!!
Todos nos preguntamos: y...¿entonces lo que vimos durante la campaña, que era? ¿era virtual la masa de gente que recibia a Manuel Rosales, alli a donde el llegaba?.
¿Es este un pueblo de mentirosos? o es solo un pueblo indigno que se vende por un plato de lentejas.
Luche, trabaje, al igual que muchos venezolanos para cambiar este estado de cosas, por una causa u otra no se pudo ganar.
Mil gracias a nuestro querido maracucho, Manuel Rosales, Manuel de la esperanza. Muchisimas gracias por todos tus trabajos, por todas las ilusiones y esperanzas que sembraste en nuestros corazones, continuaremos trabajando en pos de la democracia, la libertad y la justicia. La lucha continua ¡cuenta conmigo!

2 comentarios:

G'Fax dijo...

Quisiera compartir tu optimismo, amiga. El gobierno no es el problema. Ellos son sólo el síntoma más evidente. Tenemos tres problemas grandes:

1.- Carencia absoluta de educación formativa. No estamos inculcando conciencia cívica en nuestros niños. Y no se ha hecho desde que murió el general Gómez. Debido a eso, los pocos que vemos el problema no tenemos idea de qué debemos hacer para combatirlo sin llegar a la violencia contra el régimen.

2.- Los encargados de aprobar los actuales planes educativos no son educadores. Son oportunistas de oficio, y sólo saldrán si sale el régimen.

3.- El régimen controla la administración "legal" de la violencia y la administración de "justicia".

Tristemente, éste es el país del facilismo y el paternalismo estatal. Será muy difícil reconstruirlo porque hay que empezar por educar a los educadores. De hecho, habrá que convencerlos de que necesitan ser educados.

Lamento sonar tan pesimista. No soy soldado, no manejo armas y no quiero hacerlo. ¿Cómo hacemos?

El Trimardito dijo...

Bueno seguiremos en la lucha pero de otra forma, quedó demostrado que hay que ser oportunista para poder tener acceso al régimen y también aplicar sus máximas.