martes, agosto 29, 2006

¡HEY! y tu...¿te atreves?

De las cosas que me encantan de mi pais es su gente. El pueblo venezolano es encantador y a pesar de su actual sufrimiento, se mantiene su maravilloso buen humor. Eso no es porque yo lo diga, que a final de cuentos soy parte de ese pueblo bello, bueno y demas y demas, eso lo dicen los millones de extranjeros que han vivido entre nosotros, Venezuela tiene pega pega.
En los actuales momentos no hay nada que pueda opacar nuestra alegria ¡¡hay esperanza en el ambiente!! y ya se invento una nueva forma de saludo ¿te atreves?, lo que me encanta es que se conjuga el verbo segun la ocasion, se grita a pleno leco de esquina a esquina, y por supuesto, uno se voltea a mirar de donde salio el grito, si uno no esta muy seguro de quien es la otra persona, pues se le pregunta y ¿usted se atreve? o ¿atreviendose?.
¡Claro mi querido Manuel Rosales, candidato unitario de la oposicion! ¡¡¡¡¡CLARO QUE NOS ATREVEMOS A SEGUIR EL CAMINO!!!! Y lo decimos bien claro: el glorioso pueblo de Venezuela no va quedarse tranquilo frente al oscurantismo y la barbarie actual. ¡¡¡¡Y PUNTO!!!

2 comentarios:

Ade dijo...

Que atrevida eres!!!!!

Un abrazo Adelita

mariadnne dijo...

Como sigan asi las cosas algo de esto puede pasar ..con el personaje aquél..no doy nombres solo sugiero..

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El ratero le dice a la víctima:
Esto es un asalto, ¡Deme todo su dinero!
Óigame, ¿Usted no sabe con quién se está metiendo?
Soy un político muy influyente.
En ese caso, ¡Devuélvame todo mi dinero!

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En un avión iban 4 personas, un político, un sacerdote, un jugador y un niño. Un motor del avión se estaba incendiando, entonces el capitán dice hay 4 paracaídas, uno para mi y los restos son suyos, entonces se lanza el político, y dice, yo soy el presidente más inteligente y veraz del mundo, entonces tengo derecho, y se tira.
Luego el jugador de fútbol dice, yo agarraré otro, porque el mundo va a necesitar mis goles, entonces me toca agarrar otro, lo agarra y se tira.
Entonces el sacerdote dice: ¿Cómo es eso que queda dos?, entonces le dice el niño: Es que el presidente más inteligente y veraz del mundo se tiró con mi mochila.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hillary Clinton después de fallecer fue al cielo y se encontró con San Pedro, y muy curiosa viendo los relojes en la pared le preguntó:
¿Para qué son todos esos relojes, Peter?
Y él le contestó:
Pues veras, cada uno de ellos es una persona que vivió en la tierra y cada vuelta de las manecillas son las mentiras que pronunció en su vida, por ejemplo:
¿Ves ese de allá?
Sí, contesta ella.
Pues, ese le perteneció a Abrahan Lincoln y sólo dio una vuelta, eso quiere decir que pronunció una mentira en su vida.
¿Y aquel que esta allá? ¿De quién es?, pregunta Hillary.
Y San Pedro le contesta:
Ese fue de Teresa de Calcuta y nunca dio una sola vuelta.
Entonces, muy entusiasmada Hillary pregunta:
Y por casualidad, ¿No has visto el de mi esposo, Bill Clinton?
Sí, contesta San Pedro, ese lo tiene Jesús en su oficina como abanico.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estaba el presidente del país y le dice a todos sus habitantes:
Ciudadanos, les tengo una buena y mala noticia.
¿Cuál es la buena?
Que nuestras deudas con el extranjero han sido saldadas.
¿Y la mala?
Que tenemos 72 horas para abandonar el país.