martes, abril 28, 2009

Decision tomada




Hace ya algunos días que había estado pensando en congelar lo de los estudios de cocina. Al principio pensé que era una buena idea tener eso ahí como un eslabón con la salud pasada y futura, que me serviría de aliciente, de impulso, etc, etc. Hasta las fechas de las quimioterapias las decidimos en base a las clases...pero no fue posible. Los malestares no me permiten programar, la planificacion de las compras y del menú me estresan y eso me hace daño; ya este mes había perdido dos clases que tendría que reponer, junto con la correspondiente a esta semana, a riesgo que se siguieran amontonando las clases por reponer...así que esta mañana fui a la escuela y pedí congelar hasta que salga de esto. Además eso de estar pagando una mensualidad sin asistir a clases y con ¡tantísimo gasto que esta generando esta "situación mía". ¡No se podía mas!
Aproveche para despedirme de mis compañeros, fue algo muy emotivo, gracias a Dios pude controlar la lloradera. ¡Tan lindos todos! el chef me dijo que si regreso con las pilas puestas los puede alcanzar nuevamente ¡ojala!.
Tengo que confesar que me da como tristeza haber tenido que tomar esa decisión pero no había mas que hacer. Ahora solo me queda curarme, fortalecerme para poder volver a ser yo.
En el proximo post voy a tratar de cambiar de tema, me estoy volviendo monotematica.

4 comentarios:

El Tecladista dijo...

Tia me alegro mucho por tu visita y me alegro por chec

adelita dijo...

Ya tomar una decisión es motivo de alivio, hay que resolver lo primero que es tu salud y eso será pronto.
Estoy segura que los alcanzarás porque tu tienes una experiencia grande ademas de que te encanta la cocina.
Muy bonitas las fotos.
Un beso
Ade

Kim Basinguer dijo...

Lo primero es la salud. Un beso fuertote.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pues...pese a que te sentías a gusto con esos estudios, creo que hay otras luchas que estás dando y que requieren de la mayor cantidad posible de tus energías.

Todo se compensa en la vida, estimada Periquita...y el sacrificio de esta ocasión tendrá su recompensa (si es que ya no la tuvo). Saludos afectuosos, de corazón.