domingo, febrero 18, 2007

Entre perros y mendigos

No se que esta sucediendo conmigo ultimamente, yo siempre he sido amiga de los perros y ellos me tienen confianza, nunca les he tenido miedo, pero es el caso que en esta ultima semana ya me han amenazado dos veces con morderme, me han mostrado toda la "dentamenta" de un modo muy amedrentador, así es que de ahora en adelante voy a tener cuidado con "los caninos".
El cuento de los mendigos es hasta cómico, dentro de lo triste. Ya tengo dos conocidos que han caído en esa categoría.
Uno es el hermano de una amiga que se chiflo y se escapa del lugar donde lo tienen y de repente anda por ahí en la calle pidiendo limosna. ¡Cuando me ve me llama con nombre y apellido! y me monta la periquera con esa voz preciosa que tiene. La forma de tumbarme los reales es muy graciosa: el esta en una misión especial y esta esperando que el gobierno lo va a llamar para una misión en "el norte", mientras tanto el esta sin ingresos, si se oyera sin verlo ¡hasta se la cree uno pero el pobre esta todo harapiento, sucio y acabado. Me pregunta si estoy viviendo donde siempre porque el me va a buscar cuando se vaya a ir, para que me vaya con el, a mi me causa risa la cosa...aunque entiendo que es muy triste.
El otro día iba yo con mi hija y cuando oyó a Juan que me llamo, ¡la pobre no podía creer aquello, ella no tenia ni idea que yo tenia amigos en esa parte tan significativa de nuestra sociedad, en esa oportunidad me salio el encuentro en 10.000 bolos.
El otro "amigo" es uno que era vigilante donde una vecina de mi suegra y cuando mi hija hizo la primera comunión lo contratamos para que cuidara el lugar ya decorado durante la noche anterior a la misma.
En una oportunidad, 31 de diciembre, los vecinos no estaban en la ciudad y el tipo estaba de "cuidon" de esa casa, a mis suegros se les ocurrió que el pobre tipo estaba solo y que viniera a cenar con nosotros ¡desde ese día somos "muy" amigos.
El caso es que el tipo perdió la chaveta y anda por ahí, a veces vendiendo cosas y a veces pidiendo limosna ¡en un estado de asco del carajo! y lo peor es que en cuanto me ve, se me viene a decirme que me ama y que me adora y que estoy bella y linda, el peo es que ya yo le tengo miedo y tengo que cerrar el vidrio del carro, pero el tipo se para al frente del carro y por señas me comunica lo mismo de siempre y la única forma que el tipo se quite de allí es lanzarle besitos con la mano y decirle, también por señas por supuesto, que yo también lo amo.
Anoche me moria de la risa aquí sola, porque después del embarque del lama, Johanna se vino conmigo a mi casa y luego fuimos las dos a llevar unos panes por allá a una casa y después yo la lleve a su casa. Pues bueno, cuando íbamos a todo esto, se apareció el tipo en un semáforo ¡el susto de Johanna fue genial!, me pregunto ¿tu tienes bien cerrada la puerta? y no me puedo imaginar que habrá pensado cuando le dije que ese era amigo mio. jajaja
¡Eso es amiga mía para que veas lo popular que soy!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajajajaja. La verdad es que no puedo parar de reir. La cosa estuvo de foto. Lo único que pensé fue lo que te dije en el momento: ¿Por qué no me dijiste desde el principio que era tu amigo? si me lo hubieses dicho, no me cago tanto. Cuando me lo dijiste de verdad me tranquilizó, porque el hombre asusta con esa insistencia. Lo que no dijiste es que también te asustaba a ti jajajajaja

Ade dijo...

En ese mundo de los mendigos son muchas las sorpresas que hay porque acuerdate del que se paraba cerca del cruce de La Guayana que dicen que es médico y las drogas lo llevaron a ese estado.
Al invitado a la cena de año nuevo debes conseguirle una franela roja y recomendarle que se pare en la esquina de la Gobernacion del Estado , ahi hay mas posibilidades de que sus compañeros de lucha revolucionaria lo vean y lo ayuden.

mariadnne dijo...

Jajajajajaj es que no he pareado de reir..entre el lama y tus amistades tendras mucho que meditar cariño..

En mi blog no se admiten comentarios anonimos..debes estar registrada asi es que no me culpes..solo hazlo de la forma ya antes dicha que no tengo amigos ni anonimos ..ni mendigos ..ni extraterrestres..ni lamas con un mucho de charlataneria

Un besote y gracias me has regalado una gran sonrisa..

Dudu dijo...

jejejeje,periquita ustedes son genuinas....que comico ese cuento...ahora porque ese tipo llegaria a eso..????...de todas formas pilas...porque de verdad debe ser para cagarse....jajajaja.....mira puse un video de carnaval en los años 50...ve a verlo...un beso....dudu

gerardo dijo...

Me encanto tu forma de contar ese buen cuento.
Sin duda eres popular y afectiva.
Gracias por tus visitas a mi blog y tus acertados y estimulantes comentarios.
Desde Barquisimeto recibe un saludo afectuoso.

Brisa Marina dijo...

jajaja Què cosas!!!! Vaya que eres popular !!!!! Saludos, no imagino la cara de tu amiga.

Lindisima dijo...

jajaja, muy bueno tu relato, yo también tuve mi experiencia con los mendigos, pasa por mi blog para que lo leas. Para mi fue una lección, con lo de los perros, es que todo el mundo anda como histerico, que los pobres se ven afectadois, un beso para ti, cuidese.